Este centro educativo es uno de los 28 que fueron premiados por el Ministerio de Educación (Minedu) con la “Bandera Verde” por sus buenas prácticas ambientales, a propósito del Día Mundial del Medio Ambiente.

Cuando un niño abre el caño del lavamanos enseguida activa un sistema integral de manejo del agua. La idea es que este importante recurso no se pierde en el desagüe: pasa a un pozo séptico y luego a un enorme contenedor donde termina su proceso de filtración.

El agua limpia es almacenada en un tanque rotoplast y cae en forma de gotas, por una manguera con agujeros, regando las doce parcelas del biohuerto escolar, donde los alumnos cubren con tierra las semillas. En los próximos meses cosecharán convertidas en acelgas, lechugas, rábanos y betarragas.

Los equipos que hacen posible “reciclar” el agua están valorizados en más de 15 mil dólares y fueron implementados gracias al proyecto Ecolegios del Ministerio del Ambiente. Según cálculos del director Jesús Ayón, con la planta de tratamiento y el uso de caños ahorradores han logrado ahorrar 80 mil soles mensuales en los gastos de la institución.

Según indicó el Minedu,  desde el currículo nacional se promueve la educación ecoeficiente con enfoque transversal y, desde el 2010, reconocen a los colegios con los mejores logros ambientales. “La idea es que las escuelas tomen el tema ambiental como un enfoque transversal y los niños aprendan sobre el cuidado del medio ambiente”, refiere Jessica Simon, directora de Educación Primaria del Minedu.

Fuente: El Comercio.