Es la primera fase del proyecto iniciada por Panda Green Energy y por el programa de desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD). Con una capacidad de 100 megavatios (MW), capaz de proporcionar 3,2 billones de kWh de electricidad renovable en 25 años.

El primer proyecto de “Panda Green Energy” es parte de un acuerdo de cooperación con el programa de desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD). Un acuerdo entre varios países para combatir el cambio climático. Entre ellos están Fiji, Filipinas y otros países en desarrollo. Fiji será la siguiente en construir una planta de energía solar en forma de panda.

En este primera fase se han instalado 50 megavatios (MW). La planta solar se ubica en Datong, provincia de Shanxi, China. Se ha conectado a la red a finales de junio, la planta es la primera apertura del proyecto “Panda Green Energy”.

El complejo también pretende ser un punto de formación para los más jóvenes en torno a la energía solar. El gobierno Chino quiere que sus jóvenes crezcan en el convencimiento de que el futuro del país es consumir energía renovable.

Esta planta fotovoltaica contribuirá a la reducción de cerca de 60.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono al año.

Fuente: Ecoinventos, Energía 16.